El Título de Capitalización es amortizante, esto significa que si el mismo es Adjudicado por Sorteo caduca en forma automática, o sea que luego de haber percibido el importe del Valor Nominal suscripto, adjudicado en el mencionado sorteo, las partes no tienen nada que reclamarse por dicho contrato (ejemplo: Reserva Matemática).